martes, 29 de diciembre de 2009

.217.



Corrección informativa



Estimados lectores, gente aquí presente, me declaro culpable. Yo —un pobre iluso zumbón— pensé que era gracioso hacer una broma que levantara el ánimo de muchos y las sospechas de otros. Pero veo que sólo levanté la molestia de tantos. Juro no volver hacerlo. Y me desmiento. No gané el Casa de las Américas. Perdón, Mario Martz, no era mi intención levantar tanto revuelo en Nicaragua, tampoco era mi intención irritarte. Sólo aproveché el día de los inocentes para hacer —como decimos en México— un leve chascarrillo. Juro no volver a jugar con ese prestigiado premio y espero no haber dañado la susceptibilidad de conocidos y desconocidos. Y prometo que para la próxima ocasión –si es que llego a ganar un premio literario tan prestigiado como el Casa— justificaré la noticia con archivos WEB o notas de periódico.




Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...