viernes, 19 de junio de 2015

Hoy la Feria del Libro de Tijuana hará un homenaje a Beatriz Espejo








Hoy a las 6 de la tarde la Feria del Libro de Tijuana hará un homenaje a Beatriz Espejo en el CECUT. Y a mí me tocó la fortuna y el encargo de escribir el guión para el video que Flor Cervantes elaboró para dicho suceso. Estoy alegre porque la encomienda me motivó a leer todos los cuentos de Beatriz y aprender un poco más de la tradición narrativa del cuento y de la relación que esta extraordinaria cuentista tuvo con Emmanuel Carballo, el crítico de críticos de nuestro país, quien fuera su marido y quien falleciera en las mismas fechas que Gabriel García Márquez.

El texto, por honor a quien lo encargó, no puedo colgarlo ahora en mi página. Pero sí un leve fragmento que puede servir como invitación a ustedes para que acudan al homenaje y la feria. La siguiente semana segurísimo subiré el video aquí mismo y subiré también el texto completo ya publicado en algún suplemento cultural de Tijuana o Zacatecas.

Por otro lado, mañana la misma Beatriz presentará mi Rojo semidesierto en CECUT a las 7 de la tarde. Como ya muchos saben, ella fue, junto a Eraclio Zepeda y Alberto Chimal, una de los jurados que reconoció mi libro con el premio Sor Juan Inés de la Cruz hace dos años. Me ilusiona escuchar sus comentarios, pero me ilusiona más salir de mi casa a recibir buenas noticias y a conocer nuevas personas, luego de haber escrito casi 40 páginas en un mes.
  

Beatriz, alguna vez leímos, gracias a tu esposo, que tus cuentos son botellas arrojadas al mar con la esperanza de que lleguen a cualquier puerto, a cualquier ribera, a cualquier mano. Y no pudimos dejar de imaginar a una hermosa veinteañera, traviesa, al igual que animosa, alumna de Luisa Josefina Hernández, tallerista de Juan José Arreola y Julio Torri, condiscípula de José Emilio Pacheco, Carlos Monsiváis y Gustavo Sainz, arrojando hace más de cuarenta años varias botellas desde el Puerto de Yucatán, para que nosotros en el Pacífico, tiempo después, pudiéramos recibirlas en una temporada de cambio climático en que las ballenas empezaron a encallarse constantemente en Playas, al igual que aparecieron las pequeñas langostas tapizando la arena y un lobo marino que no estaba muerto, sino descansando, porque dentro de nada volvería a partir. Así como parte también tu obra hacia otros mares, para enseñarnos que la buena literatura, tu literatura, no se conforma ni se estanca, sino que busca siempre nuevas corrientes y periplos.


    
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...