jueves, 5 de julio de 2007

.136.






Hace unos días me llegó una carta del pintor Nestor Medina para asistir a su exposición Resquicios interiores, en la Casa de la cultura de Zacatecas, el día 19 de julio, a las 20:00 hrs. La muestra pictórica oscila entre dos interpretaciones personales: la deformidad de las imágenes causada por el olvido, y la distorsión de las imágenes gracias a la imaginación. La imagen puede perdurar en la memoria si la recordamos: la pared descarapelada, la cortina vieja, el vidrio roto, la madera hinchada, la tinta sobre la tela raída, la lágrima infantil al caer al suelo. La memoria hace un almacén de fragmentos para formar un solo recuerdo. La segunda interpretación que podemos darle a Resquicios interiores está vinculada con las teoría de cuando emisor y recpetor se funden para ser un solo creador: la imagen siempre va adoptar la forma que el espectador quiera interpretar, a pesar que quien la esbozó le dio un sentido preciso, más no único. En esta complicidad, el espectador siempre va a completar mentalmente la figura que terceros le invitan a ver.
Resquicios interiores nos recuerda que toda sublimación artística está en los hilos que la memoria va hilando con los años. La colección de esta obra está integrada por 20 óleos, cada cuadro nos da la oportunidad de que pongamos un poco de la imaginación para hacerlos parte de nuestra memoria.
Espero y acudan a la cita
Allí nos vemos para seguir platicando de esto.
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...