martes, 25 de abril de 2006

.un ocioso descubrimiento.

Tengo un año sin regresar al DeFe. La verdad extraño estar allá, pasear por Copilco con mi compa el Mike platicando sobre literatura y drogas y música y otras cosas, ir al Cenote azul a comer jumiles y fumar tabaco de chocolate y vainilla, tomar un pesero que me lleve hasta con Daniela a la Delegación Magdalena Contreras y visitar la casa donde se filmó la telenovela Serafín, y por qué no, volver a dormir en esa deteriorada pensión para estudiantes de bajos recursos donde vivimos por un mes el Roker y yo. Pero como sé que este año no podré estar en las entrañas del maravilloso monstruo que es el Defectuoso, ayer por la noche decidí revivir recuerdos: puse en mi destartalada grabadora un disco del Tri que compré hace dos años en el metro (desde su adquisición no lo había escuchado porque no me gusta del todo ese grupo). Al escuhar las monótonas rolitas del Lora descubrí que esconden mensajes subliminales. Mi grabadora se sobrecalienta cuando dura mucho rato prendida. Después comienza a tocar el cd al lado contrario y ¡Oh sorpresa! la frasecita pegadora “Las piedras rodando se encuentran y tú y yo algún nos debemos de encontrar…” se transforma en “Las piedras quemadas te prenden y tú y yo algún nos debemos de dopar…”. ¿Cómo la ven, compitas? Sí esto les parece una tomadura de pelo, estimados lectores, los invito a comprobarlo, sólo compren una grabadora Kagasawa y póngala a tocar las canciones del Tri.
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...