viernes, 24 de marzo de 2006

.exiliado.


Fui exiliado. Sí, sucedió hace dos años, en un salón de clase de la unidad académica de letras. Mientras cursaba la materia análisis e interpretación de textos literarios. Ese día leímos con fervor los poemas de Xavier Villarrutia, los nocturnos. Los analizamos, los releímos y según la maestra (una darketa resentida, fanatica de los vampiros, que nunca tuvo novio y que todo lo relaciona con la oscuridad) nos aseguró que varías de nuestras interpretaciones demostraban que Villarrutia era gay y por eso renovó la poesía en México. “Lo gay es su parte oscura”, dijo como si fuera un personaje de La guerra de las galaxias. Después, para descubrir el titánico talento que sus alumnos sudaban como maratonistas, nos dio diez minutos para escribir lo que nos diera la gana siempre y cuando fuera literatura. "Yo sé", dijo, "que sacarán su parte oscura. Vamos, vamos", agregó, "saquen todos la parte oscura que llevan dentro". Y todos hicieron odas a los nocturnos, otros ligeros articulillos sobre el lenguaje. Otros cuentos lineales sobre la noche, prostitutas chupa sangre, y yo, fiel aficionado al Oso Gomi, iluso poetizo que quería renovar la literatura de un chaquetazo, me pregunté: ¿Si hay nocturnos, por qué no hacer mañaneros?, y escribí el poema que leerán a continuación. El enojo de la maestra y la irá de mis compañeros me exigieron que abandonara la clase y no volviera hasta la próxima semana, completamente decidido a entregarme, sin reflexión, a las manos del lado oscuro

Mañanero al Oso Gomi

que se escuche mi voz
mi llanto
chin chin el teporocho
chocho chocho del amanecer
luciérnaga muerta de la habitación
ave que suena en una cumbia cubana
rumba zumba del sol del suelo

parecido al primo malparido
del pene suprimido
morado y rasurado
familiar del gallipavo

popochas dijo poninas a Winnie pooh
creces para los reces y besos para
los presos de Almoloyita

luna luna luneta
si me das un beso te compro
una camioneta

leo, me veo y me asusto
estoy bien feo
el Oso Gomi ha muerto
lo dijo Pepe el Toro
su cuerpo fue enterrado en el desierto
junto al mío
donde un grupo de camellos mió

lágrimas de Tigger
inundaron la ciudad
los fans están tristes
el staff sin empleo
las mujeres y Fox y
Narizmendi siguen sin comer

a esta hora tan bruja
tan coja, muerta y descerebrada
en la que ha caído el comandante
a plena mañana
Dante y navegante
de la lancha sin muchacha rebosante
y emigrante
siempre sin olvidarlo en la tele
Oso Gomi

chico honesto
atractivo efusivo
y cabal
amigo del Ese Oso se Hace Así
vato loco
pomposo brumoso de las polainas
rompope adulterado
flatulencia ácida
llanto a la Chabuca Granda
Paquita la del Bar
y el príncipe de la canción
siempre tuyos
se despiden
compungidos
viendo una mañana
que nunca más existirá
tus cojInes
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...